Contacto

Menú

Artículo

Bonos corporativos denominados en divisas fuertes de mercados emergentes

Los bonos corporativos de mercados emergentes denominados en divisas fuertes están desempeñando un papel cada vez más importante en el mercado mundial de bonos. Hay varias razones por las cuales las inversiones en esta clase de activos merecen un análisis más detallado.

20 de enero de 2020

emerging-markets-bond-funds-1920x960.jpg

Los mercados emergentes están ganando cada vez más peso en el panorama mundial. Por ejemplo, las economías emergentes actualmente representan más de la mitad de la producción económica mundial1. En comparación con los países desarrollados, las naciones emergentes están registrando un crecimiento sustancialmente más robusto, mientras que sus ratios de deuda bruta como proporción del PIB –a una media del 53%– son considerablemente inferiores a las de sus homólogos del mundo desarrollado, que se sitúan alrededor del 103%. Esta tendencia positiva en el frente macroeconómico parece destinada a durar, creando un entorno favorable para los bonos corporativos en estos países. Esto debería seguir generando oportunidades interesantes para los inversores.

Continúa la tendencia positiva de las calificaciones

En retrospectiva, es evidente que los mercados emergentes han mostrado una tendencia positiva en las calificaciones dentro del contexto mundial. Si bien los factores macroeconómicos positivos han ayudado en este sentido, también lo ha hecho la voluntad general de aplicar reformas. Los mercados emergentes ya han pasado por varios ciclos económicos y saben lo que significa superar una crisis. Numerosas economías emergentes han implementado reformas clave para fortalecer sus sistemas y es probable que continúen haciéndolo. En consecuencia, la tendencia positiva de las calificaciones debería mantenerse intacta en el futuro.

Énfasis en bonos corporativos denominados en divisas fuertes

Los factores fundamentales descritos anteriormente constituyen la base esencial de los bonos corporativos de los respectivos países. Las mejoras en la calificación a nivel de país también favorecen a las empresas con fundamentales sólidos relevantes desde el punto de vista estratégico y tienen fuertes vínculos estrechos con el estado. Debido a la metodología que utilizan las agencias de calificación y al límite máximo del país, por lo general no se puede conceder a los bonos corporativos una calificación superior a la del respectivo bono soberano. Sin embargo, en el caso de empresas con actividades a nivel mundial o de grandes empresas con fundamentales muy sólidos, las agencias de calificación crediticia ejercen un cierto grado de discrecionalidad y pueden otorgar a la empresa en cuestión una calificación más alta –hasta cierto punto– que la del país respectivo. Este dato en sí mismo es especialmente probable que despierte el interés de los inversores. Si ciertas empresas estuvieran ubicadas en un país desarrollado con una calificación crediticia más alta que la de su propio mercado emergente, recibirían una calificación proporcionalmente mejor. En consecuencia, los inversores pueden beneficiarse de los mayores diferenciales de los bonos de las empresas de mercados emergentes con fundamentales sólidos. De hecho, la demanda se ha recuperado en los últimos años, mientras que por el lado de la oferta el mercado ha registrado un fuerte crecimiento y la diversificación en el número de emisores, sectores y vencimientos ha aumentado constantemente. En el pasado, muchas empresas de mercados emergentes refinanciaron sus préstamos bancarios en el mercado internacional de capitales y desde entonces han estado activas en el mercado primario. El mercado de bonos corporativos denominados en divisas de países emergentes es ahora mayor que el de los emisores de alto rendimiento europeos o estadounidenses. Si incluimos los bonos de deuda pública denominados en divisas fuertes de mercados emergentes, así como la deuda corporativa, el volumen asciende a la mitad del mercado estadounidense con grado de inversión y de hecho supera al universo europeo con grado de inversión.

Fuente: Bank of America Merrill Lynch, Fecha: 31 de diciembre de 2018

Fundamentales intactos

En comparación con su contraparte del mundo desarrollado, el rendimiento de los bonos corporativos de los mercados emergentes es sólido. Desde una perspectiva crediticia idiosincrásica, es útil comparar la deuda neta (deuda bruta menos fondos líquidos) con el EBITDA de un año (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización). Cuanto más bajo sea el valor, mejor será la cobertura de la deuda con los beneficios operativos. Debido al tamaño de su mercado, las empresas estadounidenses representan al mundo desarrollado. La comparación muestra que los mercados emergentes resisten bien. Mientras que los emisores de bonos corporativos de mercados emergentes tienen una deuda neta media de 1,5 veces, el factor correspondiente en su grupo de emisores estadounidenses similares es de 2,6 veces. Una comparación dentro de los segmentos de calificación individuales revela que los bonos corporativos de los mercados emergentes muestran mejores ratios en todas las categorías de calificación. Además, los emisores de bonos corporativos de los mercados emergentes han desapalancado constantemente sus balances desde la última «crisis energética» en 2015 y 2016. América Latina es la región más destacada en este sentido. En la actualidad se está haciendo un uso intensivo del entorno optimista del mercado para obtener refinanciamiento con el único propósito de mejorar el perfil de vencimiento. Algunos emisores ya están refinanciando vencimientos con un vencimiento residual de cinco años. En lo que respecta al mercado global de bonos corporativos de países emergentes, se espera que la situación de los fundamentales se mantenga intacta. Además, prevemos que los impagos se mantendrán bajos en el futuro gracias al sólido perfil de vencimientos.

Fuente: Bank of America Merrill Lynch, Fecha: 31 de diciembre de 2018

Valuaciones atractivas

Las inversiones en bonos corporativos de mercados emergentes tienen actualmente una rentabilidad al vencimiento del 5,1%, mientras que el diferencial es del 3,4%. La duración es de 4,5, mientras que la calificación media es BBB- (fuente: JPM, 21 de octubre de 2019). La valoración actual es superior a la media de los últimos tres años, mientras que se ajusta a la media quinquenal. Dado que los fundamentales ciertamente han mejorado durante este período, las valoraciones son ahora realmente atractivas. Las valoraciones también parecen atractivas cuando se comparan con las del grupo de países desarrollados. En cuanto a los diferenciales de los bonos corporativos de mercados emergentes, tanto los emisores con grado de inversión como los de alto rendimiento ofrecen una sólida recuperación frente a sus respectivos grupos de referencia relativo. Es probable que esto sea aún más interesante a medida que la duración media del grupo de emisores similares del mundo desarrollado tiende a ser mayor2.

Fuentes: JPM, Bloomberg, Credit Suisse, Fecha: 21 de octubre de 2019

Perspectiva para finales de 2019

Desde 2002, los bonos corporativos de mercados emergentes3 han generado un sólido rendimiento del +7,2% (anual en USD), mientras que los bonos corporativos de América Latina encabezan la tabla de rendimientos con un +8% (anual en USD). Tal como están las cosas, la confianza en las inversiones en bonos corporativos de mercados emergentes permanece intacta gracias a los buenos fundamentales corporativos, la política monetaria expansiva de los bancos centrales de todo el mundo y las valoraciones atractivas.  Dicho esto, el mercado de bonos corporativos no es inmune a la volatilidad, especialmente cuando las causas son de natura política. Es esencial seguir muy de cerca el escenario y la rentabilidad del mercado tratando de identificar a las empresas ganadoras. Un posicionamiento cuidadosamente considerado, así como una estrategia de inversión activa y robusta, son prerrequisitos fundamentales para el éxito en esta clase de activos.

Riesgos

Las inversiones en mercados emergentes normalmente conllevan mayores riesgos, tales como riesgo político, económico, crediticio, de tipo de cambio, de liquidez del mercado, jurídico, de liquidación, de mercado, para los accionistas y para los acreedores. Los mercados emergentes se ubican en países que poseen una o más de las siguientes características: cierto grado de inestabilidad política, mercados financieros y modelos de crecimiento relativamente imprevisibles, un mercado financiero en fase de desarrollo o una economía débil.

Contacte con nosotros

Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre las oportunidades de inversión y como podemos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión. 

1 Fuente: IMF https://www.imf.org/external/datamapper/PPPSH@WEO/OEMDC/ADVEC/WEOWORLD
2 Fuentes: Bank of America Merrill Lynch, 31 de diciembre de 2018. JPM, Bloomberg, Credit Suisse, 21 de octubre de 2019
3 Fuente: JPM, Bloomberg, Credit Suisse, 21 de octubre de 2019

Las cifras de rendimiento histórico y los escenarios de mercados financieros no son indicadores fiables de rentabilidad actual o futura.