Contacto

Menú

Artículo

Bonos convertibles: un componente clave para optimizar una asignación de activos

Los bonos convertibles globales demostraron sus ventajas en 2020, ya que esta clase de activos superó tanto las inversiones en renta fija como los mercados de renta variable globales.

4 de junio de 2021

Oliver Gasser

Chief Executive Officer de Credit Suisse Investment Partners

Los bonos convertibles superaron la renta variable y los bonos en 2020

Durante la pandemia de COVID-19, los bonos convertibles demostraron sus características defensivas, en comparación con los mercados de renta variable, gracias a su componente de renta fija, o «suelo del bono». La estructura técnica de los bonos convertibles hizo que su sensibilidad a los mercados de renta variable (delta) aumentara automáticamente durante la recuperación de los mercados financieros en el segundo y tercer trimestre del año. La consecuencia fue que los bonos convertibles se beneficiaron desproporcionadamente del repunte. Aunque en general se considera que los bonos convertibles globales tienen una sensibilidad a la renta variable relativamente baja, su revalorización se vio favorecida por un conjunto de factores inusuales. Dichos factores incluyen aspectos tales como la convexidad, la diferente ponderación sectorial comparada con los mercados de renta variable y crediticios, y el ajuste dinámico del universo, particularmente al comienzo de la nueva ola de emisiones en la primavera del año pasado. Mientras que en el pasado las pequeñas y medianas empresas de crecimiento fueron las que dominaron el mercado, durante el último año los valores cíclicos se hicieron cada vez más activos. Un ejemplo destacado fue el sector del turismo, con emisiones enormes de empresas como Lufthansa y Southwest Airlines.

¿Ya es demasiado tarde para los convertibles?

El año 2020 fue excepcional para los bonos convertibles. ¿Significa esto que es demasiado tarde para hacer nuevas inversiones en convertibles? Por cuestiones varias de carácter táctico y estratégico, nosotros creemos que los bonos convertibles cuentan con un potencial alcista adicional. Ahora que las rentabilidades de los bonos se mantienen en torno a mínimos históricos —en cero o incluso entrando en territorio negativo— y los mercados de renta variable alcanzan niveles de valoración récord, los bonos convertibles resultan ser, hoy más que nunca, una alternativa atractiva. El argumento del carry a favor de las inversiones en renta fija está agotado. Al mismo tiempo, la desventaja que los bonos convertibles presentan con respecto a los pagos de cupones más bajos (porque los inversores están pagando por la opción integrada) frente a los de los bonos tradicionales es menos significativa que nunca. En noviembre de 2020, por ejemplo, los inversores pudieron adquirir el mencionado bono convertible de Lufthansa con un cupón del 2% y un plazo de cinco años con una prima del 42%. Poco después, el mismo emisor ofreció un bono convencional con un cupón del 3% y un plazo de cinco años y medio. Es interesante observar que el bono convertible subió hasta el 116% (a 10 de febrero de 2021) tras recuperarse el precio de la acción del emisor, mientras que el bono convencional (sin derecho de conversión) cayó un 2% debido a la ampliación de las primas de riesgo de crédito1.

Los periodos de elevada volatilidad en los mercados financieros, como el de enero de 2021, suelen impulsar los bonos convertibles, permitiéndoles rendir por encima de los mercados de renta variable. Esto se debe, en parte, a la opción a largo plazo de un bono convertible, que se revaloriza cuando la volatilidad sube, independientemente de la dirección que tomen los mercados de renta variable. Creemos que la volatilidad —medida por la diferencia entre la volatilidad real y la implícita— tiene un precio atractivo en este momento.

Además, los bonos convertibles como clase de activo muestran una baja sensibilidad a las variaciones de los tipos de interés debido a su opción de conversión implícita y a su vencimiento a corto plazo (alrededor de tres o cuatro años de media). Por lo tanto, pueden ofrecer un cierto grado de cobertura contra la inflación, lo que podría resultar una característica valiosa dado el reciente aumento de las expectativas de inflación.

Bonos convertibles

Gracias a sus características únicas, los bonos convertibles constituyen una alternativa interesante a las acciones y a los bonos convencionales, particularmente en entornos de mercado complicados.

Rentabilidades potenciales a largo plazo

El año 2020, en el que los bonos convertibles registraron un rendimiento extraordinario, no fue un fenómeno puntual; de hecho, en términos globales, el nicho se ha mantenido muy bien frente a las principales clases de activos de renta variable y renta fija desde que se midieran por primera vez las series temporales de índices de bonos convertibles.

Fuentes: Credit Suisse, Bloomberg A 31.03.2021

No es posible invertir en un índice. Las rentabilidades del índice mostradas no representan los resultados de la cotización real de activos o títulos objeto de inversión. Los inversores que sigan una estrategia similar a la de un índice pueden obtener rendimientos superiores o inferiores y soportan comisiones y gastos que reducen las rentabilidades. Las cifras de rendimiento histórico y los escenarios de mercados financieros no son indicadores fiables de rentabilidad actual o futura.

Las principales razones de esta atractiva evolución residen en las diferentes estructuras y dinámicas de las diversas clases de activos, como la calidad del crédito, los sectores, las regiones y el crecimiento frente a los valores cíclicos.

Renta Fija

Credit Suisse Asset Management es líder en la gestión activa de renta fija y divisas. Gracias a nuestros equipos de inversión altamente especializados, ofrecemos soluciones innovadoras y personalizadas en el campo de la renta fija.

Optimización estratégica de la asignación de activos

A la hora de optimizar una asignación estratégica de activos, los bonos convertibles pueden resultar especialmente adecuados como complemento de una cartera equilibrada, dadas sus características de cobertura y la rentabilidad esperadas, similares a las de la renta variable.2 El principal objetivo de la optimización es minimizar el riesgo de pérdidas de una cartera equilibrada (enfoque equilibrado tradicional, compuesto por acciones, bonos, bienes inmuebles e inversiones alternativas). Una asignación optimizada supone una ponderación de los bonos convertibles de hasta el 20%, principalmente con grado de inversión. Como contrapartida, la renta variable global y los bonos tradicionales están muy infraponderados.

El rendimiento a largo plazo de una cartera optimizada demuestra que se pueden reducir las pérdidas máximas y conseguir una rentabilidad superior a la media. De todas maneras, el valor añadido de los bonos convertibles varía mucho en función del entorno del mercado. Un vistazo a los distintos escenarios de mercado revela que la rentabilidad esperada de los bonos convertibles en un entorno de mercado muy optimista es superior a la de los bonos. Además, aunque el entorno de mercado sea negativo, con los bonos convertibles se pierde mucho menos que con las inversiones en acciones. En general, los bonos convertibles son menos eficaces en condiciones de mercado neutras/optimistas, dados los costes de oportunidad predominantes.

Conclusión

Los bonos convertibles ofrecen ventajas a largo plazo en comparación con una cartera tradicional de renta variable/bonos, ya que el componente de opción de renta variable es el que predomina en el actual entorno inflacionario del que tanto se habla; en cambio, en un periodo de deflación, entra en juego la protección de los bonos. Por lo tanto, los bonos convertibles ofrecen lo mejor de ambos mundos: en la variedad de escenarios del mercado financiero contribuyen a la estabilidad y la rentabilidad de la cartera, aunque en una fase expansiva normal esto se paga con una rentabilidad reducida.

Por consiguiente, la cuestión no debería ser si hay que comenzar a asignar a bonos convertibles, sino más bien cuál debería ser la magnitud de esa asignación en función de las expectativas sobre futuros escenarios de mercado.

Contacte con Asset Management

Infórmese de atractivas oportunidades para invertir. Queremos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión.

1 Historical performance indications and financial market scenarios are not reliable indicators of current or future performance.
Ver el documento del SIM Research Institute, en colaboración con Credit Suisse Investment Partners (Suiza) S.L.: «Resilient portfolio construction with convertible bonds, commodities, and gold», 5 de diciembre de 2020.

Fuente: Credit Suisse, a menos que se especifique otra cosa.
A menos que se indique lo contrario, todos los gráficos en este documento han sido elaborados por Credit Suisse Group AG y/o sus filiales con el máximo esmero y conforme a su leal saber y entender.

Este material constituye material de marketing de Credit Suisse Group AG y/o sus afiliados (en lo sucesivo, “CS”). Este material no constituye ni forma parte de una oferta o invitación para emitir o vender, ni una solicitud de una oferta para suscribir o comprar valores u otros instrumentos financieros ni para celebrar ninguna otra operación financiera, ni tampoco constituye un incentivo o incitación a participar en ningún producto, oferta o inversión. Este material no constituye análisis de inversiones ni asesoramiento de inversión y no puede usarse como tal. No está adaptado a las circunstancias individuales de usted y no constituye una recomendación personal. La información puede cambiar después de la fecha de publicación de este material sin previo aviso y CS no tiene obligación de actualizar la información. Este material puede contener información protegida por una licencia y/o en virtud de los derechos de propiedad intelectual de los licenciatarios y titulares de los derechos de propiedad. Nada de lo que figura en este material puede interpretarse como una imposición de ninguna obligación sobre los licenciatarios o los titulares de los derechos de propiedad. La copia no autorizada de la información de los licenciatarios o de los titulares de los derechos de propiedad está estrictamente prohibida.

© UBS 2021. Todos los derechos reservados.