Contacto

Menú

Artículo

Oportunidades emergentes

Los bonos de los mercados emergentes merecen más atención. Sus economías han demostrado ser resistentes durante la pandemia, y ahora que la recuperación económica mundial está bien encaminada, las perspectivas para esta clase de activos han mejorado aún más. En este artículo, nuestros expertos analizan cómo los inversores pueden obtener exposición a los bonos de los mercados emergentes.

3 de diciembre de 2021

Los mercados emergentes generan el

60%

del PIB mundial

Los mercados emergentes generan aproximadamente el 60% del producto interior bruto mundial. Sus economías nacionales, además, siguen creciendo más rápidamente que las economías de los mercados desarrollados. Las crisis de deuda y los movimientos bruscos de monedas son cada vez menos frecuentes y ya no tienen el efecto dominó que tenían anteriormente.

Hoy en día, los países clasificados como mercados emergentes en América Latina, Europa, Asia y otros lugares cuentan con instituciones sólidas y mercados estables.

Simultáneamente a su crecimiento económico, los mercados emergentes también se han convertido a lo largo de los últimos 20 años en una clase de activos independiente, diversa y madura. Ahora son un elemento indispensable en cualquier cartera diversificada.

Ésta es una historia sobre la resistencia y la recuperación económica global. La salida del mundo de la pandemia ha desatado una demanda reprimida tanto de bienes como de materias primas. En consecuencia, han mejorado considerablemente las perspectivas de los mercados emergentes (ME), lo que ha beneficiado a los bonos de los mercados emergentes.

Sin embargo, cabe señalar que los bonos de los ME no son una única clase de activos, sino más bien un conjunto de diferentes clases de activos que incluyen tanto bonos corporativos como soberanos y que pueden invertirse tanto en moneda fuerte -dólares estadounidenses y euros, por ejemplo- como en moneda local. Ambas clases de activos requieren un enfoque diferenciado para obtener una exposición eficiente y eficaz. Por un lado, para los bonos corporativos de los ME, es importante la selección activa a la hora de gestionar el riesgo de crédito, mientras que para los bonos soberanos de los ME, la cuestión más relevante es el tema de la diversificación.

Bonos corporativos de los ME

Cuando se trata de bonos corporativos de los ME, la selección cuidadosa del crédito es increíblemente importante. Las empresas de los ME han visto mejorar sus beneficios, lo que les ha permitido desapalancarse y reforzar sus balances. Posteriormente, han podido alargar los vencimientos de los bonos emitidos porque ha mejorado su calidad crediticia. Los ratios de apalancamiento han empezado a bajar después de que aumentaran en 2020, y se espera que caigan a niveles vistos por última vez en diciembre de 2019. Ello indicaría que el riesgo de impago ha disminuido frente al año pasado.

Los bonos corporativos de los ME también ofrecen, por término medio, una mayor rentabilidad que los créditos con la misma calificación en los mercados desarrollados.

Cada país de los ME también es único. Difieren entre sí en cuanto a sus fundamentos económicos, lo que repercute en sus mercados de crédito individuales. Por lo tanto, las oportunidades disponibles para los inversores son increíblemente diversas. Se trata de un mercado en el que la selección activa puede ser realmente rentable. Hay muchas estrellas emergentes potenciales entre los bonos corporativos de los ME, pero al mismo tiempo es necesaria una selección prudente para evitar los posibles ángeles caídos. Mientras tanto, en el mercado más maduro de bonos soberanos de los ME, la oportunidad está en poder obtener una exposición diversa en toda la clase de activos.

US Corporate HY
EM Sovereign
Fuentes: Bloomberg, Índices J.P. Morgan

1 El Ratio de Sharpe ayuda a los inversores a comprender la rentabilidad de una inversión en comparación con su riesgo.
* El rendimiento al vencimiento indicado se ha calculado a 31 de mayo de 2021 y no tiene en cuenta los costes, los cambios en la cartera, las fluctuaciones del mercado y los posibles impagos. El rendimiento al vencimiento es sólo una indicación y puede experimentar cambios.

Bonos soberanos de los mercados emergentes

Según Valerio Schmitz-Esser, Head of Index Solutions de Credit Suisse Asset Management, «la diversificación sigue siendo una de las principales medidas de protección para los inversores a la hora de invertir en deuda soberana de los mercados emergentes». Continúa explicando que «aquí es donde la ventaja de utilizar un fondo indexado para obtener exposición a esta clase de activos puede marcar realmente la diferencia, ya que estos productos están bien diversificados, son de bajo coste y fáciles de utilizar».

Veamos un ejemplo: en 2020, hubo un número récord de impagos soberanos, por ejemplo, en Zambia, Ecuador y Argentina. Sin embargo, los fondos indexados que siguen índices de bonos soberanos de los mercados emergentes más amplios se vieron poco afectados. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, los que siguen el J.P. Morgan Emerging Markets Bond Index Global Diversified. Las ponderaciones individuales del índice para estos países representaron sólo una pequeña parte de la cartera del índice, que contiene bonos emitidos por más de 70 países.

"La diversificación sigue siendo una de las principales medidas de protección para los inversores a la hora de invertir en deuda soberana de los mercados emergentes." Valerio Schmitz-Esser, Head of Index Solutions

En la mayoría de las carteras, la deuda de los ME está infrarrepresentada

Sin embargo, a pesar de las ventajas que pueden ofrecer tanto el crédito como los bonos soberanos de los ME, muchos inversores siguen estando poco expuestos. «Las economías emergentes representan más de la mitad del PIB mundial, pero la cantidad que asignan las carteras globales a este sector sigue siendo muy baja», explica Schmitz-Esser.

Sin embargo, en los últimos años, las asignaciones a estas clases de activos han empezado a crecer. Ello se debe, en parte, a que el universo de la deuda de los ME está creciendo, lo que ha justificado el aumento de las asignaciones realizadas por los inversores. Al disponer de una combinación adecuada de fondos de crédito de los ME gestionados activamente y de fondos indexados, los inversores pueden realizar una asignación más eficiente. Las diferentes primas de riesgo que ofrecen ambos pueden ser muy útiles para la construcción de carteras.

Schmitz-Esser cree que «los fondos indexados en divisas son especialmente atractivos debido a los bajos costes de cobertura de cualquier riesgo de divisas en euros».

El índice de referencia que su equipo prefiere es el J.P. Morgan Emerging Markets Bond Index Global Diversified (EMBI) en moneda fuerte. Este índice emplea un tope del 5% por país, lo que, según Schmitz-Esser, ayuda a limitar la concentración de emisores específicos dentro del índice.

Aunque los bonos en moneda local permiten a los inversores beneficiarse de rendimientos ligeramente superiores, también hay que tener en cuenta la volatilidad de las monedas de los ME. En algunas situaciones, este riesgo puede resultar rentable. China es un buen ejemplo porque su papel en la economía mundial es cada vez más importante, lo que refuerza la demanda de su moneda.

La presencia de China también se hace sentir en la composición de los índices. A partir de finales de octubre de 2021, los bonos soberanos en renminbi chinos se incorporarán gradualmente al FTSE World Government Bond Index (WGBI). En los 36 meses siguientes a este paso, se espera que la ponderación de los bonos gubernamentales chinos dentro del índice aumente a más del 5%. Ello también debería contribuir a aumentar las asignaciones de los inversores globales a los bonos de los ME.

Index Solutions

Credit Suisse Index Funds, o CSIF en su versión abreviada, es sinónimo de precisión, liquidez diaria y costes mínimos de inversión desde 1994.

La mirada puesta en los bonos corporativos

La razón por la que los bonos corporativos de los ME son tan atractivos es la estructura irregular de este mercado. Ello crea oportunidades para los inversores. «En este mercado puede generarse valor añadido seleccionando activamente los bonos y gestionando la duración», explica Gonzalo Borja, Head of Fixed Income Emerging Markets de Credit Suisse Asset Management. Borja continúa explicando: «En este momento vemos oportunidades de apuesta en los bonos corporativos emitidos en divisas. Presentan un importante diferencial con respecto a los bonos de grado de inversión y de alto rendimiento en en los mercados desarrollados».

El segmento de grado de inversión en EE.UU. recibió el apoyo de la Reserva Federal de EE.UU. durante el año pasado y alcanzó un rendimiento de aproximadamente el 2%. Los bonos comparables de los ME, en cambio, tienen duraciones más cortas, cinco años de media, y rendimientos entre 80 y 100 puntos básicos más altos. Según Borja, basándose en el índice diversificado amplio JPM CEMBI, «cuando comparamos los bonos europeos con grado de inversión con el crédito de los ME en moneda fuerte hay una diferencia de aproximadamente 100-120 puntos básicos para la misma calidad de prestatario después del coste de cobertura».

"En este mercado puede generarse valor añadido seleccionando activamente los bonos y gestionando la duración." Gonzalo Borja, Head of Fixed Income Emerging Markets

En el pasado, los soberanos de los ME se preveían porque los bonos corporativos tenían una capitalización de mercado relativamente pequeña. En cuanto a la asignación dinámica de activos, la atención se centraba en las monedas locales. La situación, sin embargo, ha cambiado ahora debido a la influencia de la política monetaria flexible de los bancos centrales. El aumento de los rendimientos del Tesoro estadounidense ha presionado a la deuda pública de los ME y ha hecho que los bonos corporativos sean más competitivos. Sus duraciones normalmente cortas también permiten una respuesta más flexible a los cambios en los diferenciales.

En cuanto a la relación riesgo-rendimiento, los bonos de los ME en divisas fuertes tienen un perfil mucho mejor que los bonos corporativos y soberanos europeos y estadounidenses. Las oportunidades están ahí. Sólo hay que identificarlas y aprovecharlas.

Renta Fija

Credit Suisse Asset Management es líder en la gestión activa de renta fija y divisas. Gracias a nuestros equipos de inversión altamente especializados, ofrecemos soluciones innovadoras y personalizadas en el campo de la renta fija.

 

La visión más amplia

Entre los principales atributos que caracterizan a todo inversor de éxito está la capacidad de captar todos los factores determinantes y de combinarlos como en un puzle para ver el cuadro completo. Ese cuadro nos muestra todo el espectro de inversiones y crea la transparencia necesaria para hacer más fáciles las decisiones de inversión.

Contacte con nosotros

Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre las oportunidades de inversión y como podemos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión. 

Advertencia sobre los riesgos 
Los mercados de bonos conllevan riesgos de impago de los emisores y están expuestos a fluctuaciones económicas y del mercado. Los mercados emergentes pueden ser propensos a movimientos más pronunciados que los mercados desarrollados, incluso a la baja.

Copyright © 2021 Credit Suisse Group AG y/o sus afiliados. Todos los derechos reservados.