Contacto

Menú

Artículo

Por qué la deuda de mercados emergentes necesita un enfoque tanto pasivo como activo

La mayoría de los inversores ya asignan capital a la deuda de mercados emergentes (DME). Se trata de un área de inversión que se ha convertido en una parte consolidada de muchas carteras de renta fija. La DME representa actualmente el 18,0 % de la emisión de bonos a nivel mundial, un porcentaje significativo.¹

5 de mayo de 2022

Sin embargo, la cantidad que la mayoría de los inversores asigna a renta fija es bastante inferior. Estas asignaciones más reducidas podían estar justificadas en el pasado, dado que por aquél entonces había menos liquidez, un mayor riesgo de impago y menos diversidad en la DME. Ahora el panorama ha cambiado. La DME ha madurado como mercado. Por ejemplo, las calificaciones de muchos bonos soberanos emitidos en mercados emergentes se han revisado al alza gradualmente, pasando de alto rendimiento a grado de inversión. Por otra parte, las calificaciones de numerosos emisores de mercados desarrollados han experimentado rebajas moderadas desde la crisis financiera de hace 13 años. Como consecuencia, se ha producido una convergencia en la calidad crediticia entre ambos segmentos.

Los bonos de emergentes, un grupo consolidado de clases de activos

La DME ya no es una inversión de nicho. En tan solo dos décadas, su volumen ha crecido hasta superar los 4,6 billones USD en activos (véase el gráfico siguiente). 

Tampoco debería definirse como una única clase de activos, sino más bien como una serie de diferentes clases de activos que ofrecen fuentes únicas de primas de riesgo (véase el gráfico en la página 23).

The emerging market debt universe has swelled to USD 4.6 trillion

Chart 1

El universo de la deuda de mercados emergentes ha crecido hasta los 4,6 billones USD

en miles de millones USD
Source J.P. Morgan indices, as of May 31, 2021

Hay una gran variedad de bonos de mercados emergentes

Hay bonos de mercados emergentes en moneda fuerte, como los bonos soberanos (emitidos por gobiernos) y los bonos corporativos (emitidos por empresas). Ambos son clases de activos por derecho propio. 

Estos bonos en moneda fuerte suelen estar denominados en USD u otras divisas importantes, como el EUR, la GBP o el JPY. El mercado de bonos en monedas fuertes representa por sí solo 3 billones USD en activos. Para ponerlo en contexto, es la mitad del tamaño del mercado de bonos corporativos con grado de inversión de EE.UU. y más del doble del mercado de alto rendimiento de EE.UU.2

The emerging market debt universe is vast and complex

Chart 2

El universo de la DME es amplio y complejo

en miles de millones USD
Fuentes Índices de J.P. Morgan, Credit Suisse (mayo de 2021)
* CEMBI: Corporate Emerging Markets Bond Index; EMBIG: Emerging Market Bond Index Global

Además de los bonos en moneda fuerte, también hay bonos de mercados emergentes en moneda local. Este mercado ha crecido rápidamente en la última década. Los crecientes déficits públicos de EE.UU. y el posible debilitamiento del USD en el futuro han impulsado mayores niveles de emisión de bonos en moneda local de los mercados emergentes. Para el inversor, supone aún más formas de diversificar una cartera de renta fija y proporciona fuentes adicionales de prima de riesgo.

En general, se ha convertido en un mercado enorme y diverso que es difícil de ignorar. 

Los inversores deberían combinar un enfoque pasivo y activo respecto a la DME

La combinación de un enfoque pasivo y activo tiene sus ventajas a la hora de invertir en deuda de mercados emergentes, ya que puede ofrecer una forma muy efectiva de gestionar una cartera de deuda de mercados emergentes.

Inversión pasiva

Inversión activa

A largo plazo

Los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) definen el comportamiento de los inversores en todo el mundo. Sus prioridades y preferencias pueden cambiar de manera extremadamente dinámica. Los principios a largo plazo para la toma de decisiones y las soluciones de inversión bien fundamentadas son ahora más importantes que nunca.

Contacte con Asset Management

Infórmese de atractivas oportunidades para invertir. Queremos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión.

1 J.P. Morgan
2 J.P. Morgan

Este material ha sido preparado por CREDIT SUISSE GROUP AG o sus filiales («Credit Suisse»).
Se proporciona con fines meramente informativos e ilustrativos y no es un anuncio publicitario, una valoración ni un estudio de inversiones. Tampoco contiene análisis financieros, recomendaciones de investigación o de inversión ni información que recomiende o proponga una estrategia de inversión. Asimismo, no constituye una invitación ni una oferta a título público o privado para contratar o adquirir productos o servicios. Los índices de referencia, si se mencionan, se utilizan únicamente con fines de comparación. La información contenida en este documento se facilita únicamente con carácter general y no constituye en ningún caso una recomendación personal, un asesoramiento de inversión, un asesoramiento o recomendación legal, fiscal, contable o de otro tipo ni ningún otro servicio financiero. No tiene en cuenta los objetivos de inversión, la situación o las necesidades financieras ni los conocimientos y la experiencia de ninguna persona. La información proporcionada no pretende servir de base para tomar una decisión de inversión, de desinversión o de mantenimiento de una inversión. Credit Suisse recomienda que cualquier persona que pueda estar interesada en los elementos descritos en este documento procure obtener la información y el asesoramiento pertinentes (por ejemplo, sobre los riesgos) antes de adoptar cualquier decisión de inversión.
La información contenida en este documento corresponde a la fecha en la que se redactó y puede que no esté actualizada en la fecha en que el lector reciba o acceda a la información. Esta puede sufrir cambios en cualquier momento sin previo aviso y no está sujeta a ninguna obligación de actualización.
Las declaraciones sobre rendimientos futuros que contenga, en su caso, este material son prospectivas y están sujetas a una serie de riesgos e incertidumbres. Debe tenerse en cuenta que la rentabilidad histórica, los resultados pasados y los escenarios de los mercados financieros no son indicadores fiables de resultados futuros. Siempre existe la posibilidad de sufrir pérdidas cuantiosas.
Este material no está dirigido ni tiene por objeto ser distribuido ni utilizado por parte de ninguna persona o entidad que sea ciudadana o residente o esté ubicada en alguna jurisdicción en la que dicha distribución, publicación, disponibilidad o uso sean contrarios a la legislación o la normativa vigentes, o que sometan a Credit Suisse a algún requisito de registro o de licencia dentro de dicha jurisdicción.
Se informa al destinatario de que cabe la posibilidad de que exista una vinculación comercial entre una entidad jurídica mencionada en el presente documento y una entidad que forme parte de Credit Suisse, y de que no puede descartarse que dicha vinculación dé lugar a conflictos de intereses.
Este documento se ha elaborado a partir de fuentes que Credit Suisse considera fiables, aunque no garantiza su exactitud ni su integridad.
Es posible que Credit Suisse esté prestando o haya prestado en los doce meses anteriores asesoramiento o servicios de inversión importantes en relación con alguna empresa o emisor mencionado.
Puede que este documento proporcione direcciones de sitios web o contenga hipervínculos a estos sitios. Credit Suisse no ha revisado los sitios enlazados y, por lo tanto, no asume ninguna responsabilidad por su contenido. Tales direcciones o hipervínculos (incluidos aquellos que remiten al material del propio sitio web de Credit Suisse) se proporcionan únicamente para su comodidad e información; el contenido del sitio enlazado no forma parte en ningún caso de este documento. El acceso a dicho sitio web o el seguimiento del enlace a través de este documento o del sitio web de Credit Suisse se efectúan bajo su propia responsabilidad.
El presente documento está destinado únicamente a la persona a la que Credit Suisse lo envía. Queda prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa por escrito de Credit Suisse.
Copyright © 2022. CREDIT SUISSE. Todos los derechos reservados.