Contacto

Menú

Artículo

Cómo desarrollar una estrategia para combatir la inflación para los inversores en bonos

La memoria es corta. Todavía nos estamos recuperando de las secuelas de la pandemia. A medida que la economía mundial sale de su letargo, las perturbaciones de la cadena de suministro y ahora los acontecimientos geopolíticos han dado lugar a la subida de los precios de la energía y los alimentos. Y, mientras tanto, se ha desatado la demanda reprimida por los largos confinamientos, que había dado lugar a la acumulación de ahorros, haciendo subir los precios.

21 de julio de 2022

Aspectos importantes que se deben tener en cuenta al desarrollar una estrategia de inversión

Para poner todo ello en perspectiva: no veíamos este nivel de inflación desde hace 40 años. La psicología de la inflación ha cambiado notablemente y, si bien las expectativas de inflación a más largo plazo todavía no se han desanclado, el riesgo de que esto ocurra es cada vez mayor. De hecho, durante este descanso de cuatro décadas fuimos testigos de una lenta disminución en la volatilidad macroeconómica, un periodo conocido como la Gran Moderación. Los tipos de interés también han ido cayendo de forma progresiva hasta alcanzar mínimos históricos durante la pandemia.

Hoy en día, los inversores en bonos tendrán que adaptarse, ya que este año los precios de los bonos han caído (el rendimiento ha aumentado) después de que muchos bancos centrales importantes empezaran a poner fin a las compras de activos a gran escala y subieran los tipos de interés para combatir el aumento de la inflación. Esto propició el alza del rendimiento en muchas de las principales economías, alcanzando sus niveles máximos de los últimos años.

A continuación, enumeramos algunas consideraciones en torno a la renta fija que podrían ser útiles para que los inversores en bonos establezcan una estrategia de renta fija.

La Gran Moderación viene registrando una caída de los tipos de interés durante 40 años

Reducir la sensibilidad a los tipos de interés (riesgo de duración)

Una posibilidad que pueden utilizar los inversores si los tipos de interés y las expectativas inflacionarias están al alza es reducir la duración (la sensibilidad de una cartera a un cambio en los tipos de interés). Los bonos de corta duración pueden ayudar a mitigar los riesgos a la baja debido a su menor sensibilidad a las fluctuaciones de los tipos de interés y los diferenciales de crédito. Gracias a que presentan un menor riesgo de tipo de interés que las estrategias tradicionales de bonos «core», los bonos de corta duración pueden limitar las pérdidas de capital que esto conlleva. Desde el pasado noviembre, la postura agresiva de los bancos centrales ha aplanado significativamente la curva de rendimientos, creando un amplio potencial de riesgo/recompensa en los bonos de más corta duración frente a los instrumentos a medio o largo plazo.

Una segunda posibilidad son las estrategias de tipo de interés variable, con la cual los inversores podrían beneficiarse de tipos de interés más altos. En este caso, el tipo variable se ajusta periódicamente a los tipos de mercado vigentes. El crédito de interés variable ofrece un incremento significativo de la rentabilidad frente a los instrumentos del mercado monetario y a corto plazo debido a las inversiones de carry alto. Asimismo, las estrategias de tipo de interés variable con flujos de ingresos estables procedentes de exposiciones a créditos diversificados y riesgo limitado de tipos de interés no solo restringen el riesgo a la baja, sino que podrían generar rendimientos positivos en un entorno de esta naturaleza.

Una tercera posibilidad podrían ser los préstamos sénior garantizados: obligaciones de deuda que suelen emitir empresas Non-Investment Grade. Estos préstamos suelen estar «garantizados» por los activos de una empresa y suelen utilizarse para financiar el crecimiento de una empresa o cubrir gastos operativos generales. Pagan cupones de interés variable, que ayudan a reducir aún más el riesgo de duración. Muy a menudo, los inversores invertirán en ellos junto con los bonos High Yield.

Renta Fija

Credit Suisse Asset Management es líder en la gestión activa de renta fija y divisas. Gracias a nuestros equipos de inversión altamente especializados, ofrecemos soluciones innovadoras y personalizadas en el campo de la renta fija.

Invertir en bonos indexados a la inflación

Los bonos indexados a la inflación son una clase de activos bien establecida. El primer bono indexado a la inflación se emitió en EE. UU. en 1780. A nivel mundial, este es un mercado de 4,4 billones USD, conformado por una serie de bonos emitidos por gobiernos y varias empresas.1

Los bonos convencionales se emiten con un cupón nominal fijo y un importe de pago de reembolso acordado con antelación. Estas condiciones tienen en cuenta las expectativas inflacionarias en el momento de la emisión, pero no se ajustan posteriormente. En cambio, los bonos indexados a la inflación garantizan un rendimiento real fijo, independiente de la inflación. Asimismo, ajustan los pagos de cupones según la inflación realizada, a diferencia de los bonos convencionales.

Si bien los bonos indexados a la inflación tienen un potencial alcista considerable, también suponen ciertos riesgos. Como sucede con otras inversiones, el precio o el valor de un bono indexado a la inflación puede fluctuar con el tiempo. Si bien el valor de los bonos nominales está determinado por los cambios de los tipos de interés reales y las expectativas inflacionarias, el valor de los bonos indexados a la inflación solo cambia cuando los tipos de interés reales fluctúan.

Si las expectativas inflacionarias se mantienen constantes, el rendimiento generado por los bonos nominales y los bonos indexados a la inflación será idéntico y dependerá de los tipos de interés reales. Esto significa que cualquier diferencia en el rendimiento de las dos clases de bonos obedece exclusivamente a cambios en las expectativas inflacionarias. Si las estas aumentan, los bonos indexados a la inflación superan el rendimiento de los bonos nominales. Si sucede lo contrario, su rendimiento será inferior.

La diversificación marca la diferencia

Inflación: «Hay días en los que consigues domar a la bestia. Y otros en los que acabas tú en su plato". 

¿Hasta qué punto y durante cuánto tiempo seguirá subiendo la inflación? La incertidumbre en torno a las consecuencias de la inflación ha aumentado considerablemente. La situación actual exige una revisión de las estrategias de inversión existentes y la valoración de nuevas oportunidades.

Contacte con nosotros

Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre las oportunidades de inversión y como podemos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión. 

1 Ranasinghe, D., Chatterjee, S. y Barbuscia, D. (9 de febrero de 2022). La subida de la inflación impulsa la demanda de los antes poco conocidos bonos indexados a la inflación. Reuters. https://www.reuters.com/markets/europe/surging-inflation-spurs-demand-once-rare-linker-bonds-2022-02-08/

El presente material es material promocional de Credit Suisse Group AG y/o sus filiales (en adelante «CS») y proporciona información sobre una estrategia. El presente material no constituye ni forma parte de una oferta o invitación a emitir o vender, ni es una solicitud de oferta para suscribir o comprar ningún título u otro instrumento financiero, ni a realizar ninguna otra transacción financiera, ni tampoco constituye un incentivo o incitación a participar en ningún producto, oferta o inversión. Este material de marketing no es un documento contractualmente vinculante ni un documento informativo exigido por ninguna disposición legislativa. Nada de lo contenido en este material constituye un análisis ni un asesoramiento de inversión y no debe considerarse como tal. No está adaptado a sus circunstancias individuales ni implica una recomendación personal y no es suficiente para tomar una decisión de inversión. Nada de lo contenido en este material constituye un análisis ni un asesoramiento de inversión y no debe considerarse como tal. No está adaptado a sus circunstancias individuales ni implica una recomendación personal. CS no ofrece ninguna garantía con respecto al contenido o la exhaustividad de la información y, cuando la ley lo permita, no acepta ninguna responsabilidad por las pérdidas que pueda originar el uso de la información. Salvo que se indique otra cosa, las cifras no están auditadas. La información aquí contenida está destinada para el uso exclusivo del destinatario. La información proporcionada en el presente material puede ser modificada sin previo aviso después de la fecha de material, y CS no tiene ninguna obligación de actualizarla. El presente material puede contener información sujeta a licencia y/o protegida por derechos de propiedad intelectual de los licenciantes y titulares de los derechos de propiedad. Nada de lo contenido en el presente material se interpretará como una imposición de responsabilidad a los licenciantes o a los titulares de derechos de propiedad. Queda terminantemente prohibida la copia no autorizada de la información de los licenciantes o titulares de derechos de propiedad. Queda prohibido el reenvío, la distribución y la reproducción de este material. Cualquier reenvío, distribución o reproducción no está autorizado y puede suponer una violación de la Ley de Valores de Estados Unidos de 1933 en su versión vigente (la «Ley de Valores»).Asimismo, en lo referente a la inversión pueden existir conflictos de interés. En relación con la prestación de servicios, Credit Suisse AG y/o las empresas vinculadas con ella, podrán abonar a terceros o percibir de ellos una comisión única o recurrente (p. ej. comisiones de venta, comisiones de colocación o comisiones de renovación) como parte de sus honorarios o por otro motivo. Antes de tomar cualquier decisión de inversión, los posibles inversores deben evaluar de forma independiente y cuidadosa (con sus asesores fiscales, jurídicos y financieros) los riesgos específicos descritos en los materiales disponibles‎‏, y las consecuencias legales, regulatorias, crediticias, fiscales y contables aplicables.

 

Copyright © 2022 CREDIT SUISSE GROUP AG y sus filiales. Reservados todos los derechos.