Contacto

Menú

Artículo

El plus de la empresa familiar

Las empresas familiares son, en promedio, más exitosas. En épocas de bonanza, son más rentables, y en épocas de crisis, adoptan una estrategia más defensiva. El coeficiente que marca la diferencia en las bolsas de valores es el "alfa". Los inversores, por su parte, harían bien en prestarles una mirada más atenta.

19 de enero de 2021

Las cifras no mienten: las empresas familiares rinden regularmente mejor que las empresas no familiares, según confirma el último estudio del Credit Suisse Research Institute.1 El Instituto lleva 14 años realizando un seguimiento de 1000 empresas familiares cotizadas, entre las que se encuentran empresas cuyos fundadores y sucesores de los mismos aún poseen una participación en el capital social de al menos el 20 % o controlan al menos el 20 % de los derechos de voto. Entre las principales empresas del universo de Credit Suisse Family 1000 destacan Alphabet, Facebook, Alibaba, Samsung y Roche. Las firmas más antiguas de este universo son el conglomerado noruego Orkla (fundado en 1654), LVMH (1743), Bucher Industries (1807), Carlsberg (1847) y Davide Campari Milano (1860).

Rendimiento superior de hasta un 5 %

En la bolsa de valores, estas 1000 empresas generaron un rendimiento superior del 5,0 % en Asia, del 4,7 % en Europa y del 2,6 % en los EE.UU. (sobre un promedio anual). Los inversores pueden beneficiarse de estas diferencias, expresadas como el alfa de una empresa, actualizando sus carteras para incluir valores individuales del universo de Credit Suisse o pueden optar por el enfoque más simple y diversificado de añadir un fondo enfocado en las empresas familiares.

Las empresas familiares baten al mercado

Rendimiento superior tangible desde 2006
Retornos ajustados por sector, ponderados por capitalización bursátil;
índice de enero de 2006 = 100

Web

Último punto de datos: junio de 2020

Fuentes: Credit Suisse Research, Thomson Reuters Datastream

Los rendimientos y escenarios históricos de los mercados financieros no son un indicador fiable de resultados futuros.

Pasión y proximidad

Hay muchas razones por las que las empresas familiares se desempeñan mejor en promedio. La cantidad de literatura sobre el tema es muy diversa, y hacerse una idea general al respecto no es tarea fácil. Sin embargo, lo que sí tienen en común las empresas familiares exitosas es la pasión por el emprendimiento y la proximidad con sus grupos de interés, a saber, sus empleados y clientes. "Predicar con el ejemplo" no es solo una promesa hueca, sino que nace de la tradición familiar y no de un manual de gestión. Los accionistas, analistas y otros representantes de la comunidad financiera también son importantes para las empresas familiares, pero no son necesariamente una prioridad absoluta.

La sostenibilidad está en su ADN

El horizonte a largo plazo de las empresas familiares tiene un efecto positivo en la sostenibilidad. En las clasificaciones de sostenibilidad y ASG presentan un rendimiento ligeramente superior a la media. Sin embargo, en lo que respecta a la comunicación sobre cuestiones de sostenibilidad, van algo rezagadas frente a las empresas no familiares. Esta vacilación se debe probablemente a que los accionistas familiares consideran que la sostenibilidad es una cuestión de sentido común dentro de su estrategia y gestión empresarial, por lo que no es necesario comunicarla por separado.

Sin embargo, hay un ámbito en el que las empresas familiares no suelen superar a sus homólogas de tipo no familiar: el gobierno corporativo. Gracias a las acciones con derecho a voto y otras herramientas similares, las familias suelen ser las únicas instancias con poder decisorio, aunque solo tengan una participación minoritaria. Sin embargo, este tipo de situaciones es bastante común y deja al criterio de los accionistas externos considerar cuidadosamente los pros y los contras de invertir en una empresa familiar.

Las cinco típicas fortalezas de las empresas familiares

 

En el nuevo número de Scope: If not now, when?

Sin embargo, con independencia de la pandemia, las oportunidades de inversión no han hecho más que crecer. La pregunta de «si no ahora, ¿cuándo?» expresa la mayor voluntad de repensar las cosas a un nivel fundamental. En este número de Scope exploramos los nuevos retos y oportunidades resultantes.

The Family 1000: Post the pandemic, Credit Suisse Research Institute, Credit Suisse Group AG, septiembre de 2020