Contacto

Menú

Artículo

Aprovechar el potencial de los inmuebles para mejorar el clima

Los inmuebles son responsables en gran medida del consumo energético global. Por lo tanto, es fundamental tener en cuenta los aspectos de sostenibilidad, ya que estos bienes ofrecen un enorme potencial para reducir el CO₂.

23 de julio de 2021

Andreas Wiencke

director de ESG-Solutions en Credit Suisse Asset Management Global Real Estate

El funcionamiento y el mantenimiento de los edificios requiere energía. Sin embargo, esta sigue siendo mayoritariamente de origen fósil y, en el caso de edificios antiguos, se desperdicia una gran parte de la misma. Este enorme potencial debería aprovecharse para evitar emisiones de CO2 y lograr así la neutralidad climática. Su efecto es especialmente considerable cuando se trata de promotores inmobiliarios y constructores.

El proceso es difícil de aplicar y requiere un enfoque integral desde el punto de vista de la sostenibilidad, ya que debido a su durabilidad, los bienes inmuebles tienen un ritmo diferente del que actualmente exige la situación de agravamiento del cambio climático. Para lograr la neutralidad climática habría que aplicar las normas adecuadas en los nuevos edificios y, en el caso de los ya existentes, deberían evitarse activamente las emisiones de CO2, mediante el aislamiento o la ampliación de los sistemas fotovoltaicos y de las bombas de calor, por ejemplo. Si lo logramos, todos nos beneficiaremos: el medio ambiente, con un clima más saludable, los inquilinos, con una mejor calidad del espacio y un menor consumo de energía, y los inversores, con mayores oportunidades de rentabilidad basadas en unas inversiones y carteras más atractivas.

Normas para las nuevas construcciones

En el caso de una construcción nueva, tanto en los sistemas fotovoltaicos instalados sobre el tejado, como en el aislamiento de la envoltura del edificio o en la elección de la fuente de energía se aplican normas y métodos que resulten adecuados para garantizar la neutralidad climática. La gestión de la energía del edificio se controla íntegramente mediante sensores inteligentes y soluciones de software que miden, analizan y reducen el consumo de energía y la emisión de CO2 a largo plazo gracias a medidas específicas. La integración de la movilidad eléctrica mediante la conexión con el transporte público o la oferta de plazas de carga para vehículos eléctricos e híbridos, no está directamente relacionada con el balance climático del edificio, pero también es importante.

Para los inversores, los certificados oficiales de construcciones, las normas de referencia y la información sobre sostenibilidad ofrecen una mayor transparencia y permiten realizar comparaciones. Credit Suisse Asset Management Global Real Estate utiliza, entre otras cosas, su propio sello de calidad «greenproperty», lanzado en 2009. Mediante un proceso de auditoría independiente y certificado, este sello evalúa más de 50 criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza), que consideran tanto los aspectos ambientales y sociales como el tipo de dirección empresarial. También tenemos en cuenta los etiquetados y las normas nacionales e internacionales de sostenibilidad, como Minergie, SNBS, DGNB o LEED.

Global Real Estate

Ofrecemos oportunidades de inversión de alta calidad en todo el mundo.

Inmuebles ya existentes como oportunidad de mejora climática

Los edificios ya existentes ocupan un lugar destacado en el debate sobre la sostenibilidad y el cambio climático, ya que pueden contribuir de una manera significativa a reducir el CO2 mediante la optimización de su uso a corto plazo y la rehabilitación a largo plazo. Desde el punto de vista climático, estas medidas son muy importantes. En efecto, si se logra adecuar los edificios ya existentes al objetivo de neutralidad climática, esto supondría una mejora activa del statu quo. Además, representa una gran oportunidad para el sector inmobiliario, también en lo que respecta a la denominada inversión de impacto.

El Acuerdo de París prevé alcanzar la neutralidad climática para 2050. La estrategia energética de Suiza 2050 también se inspira en este tratado internacional. Sin embargo, es posible cumplir este objetivo mínimo antes, y a eso aspiramos nosotros, a cumplirlo en nuestros edificios antes del año 2040. Para ello, nos enfocamos en las certificaciones nacionales e internacionales de edificios, así como en su optimización integral, y participamos en el criterio de sostenibilidad para bienes inmuebles (GRESB), que determina los resultados de la sostenibilidad sobre la base de unos criterios ESG uniformes, lo que permite a los inversores conocer y comparar la sostenibilidad de las diferentes carteras inmobiliarias.

En Suiza se están creando otras posibilidades de comparación gracias a los estudios comparativos en materia de energía y CO2, aún en fase de desarrollo, realizados por Branchenvereinigung Real Estate Investment Data Association (REIDA). Estos estudios comparativos permiten a los gestores de cartera comparar sus carteras inmobiliarias con el universo REIDA en términos de consumo de energía y emisiones de CO2 e inferir medidas de optimización.

Inversiones ESG

Más información interesante sobre la inversión sostenible a un solo clic.

Ventajas de la neutralidad climática aquí y ahora


La sostenibilidad y la protección del medio ambiente son y siguen siendo las cuestiones más urgentes a nivel mundial. Esta evolución se refleja cada vez más en el comportamiento de la inversión. Con unas elevadas tasas de crecimiento anuales de dos dígitos, las inversiones sostenibles atraen una fuerte demanda, especialmente en lo referente a las inversiones inmobiliarias.

Priorizar consecuentemente la neutralidad climática también aporta a los inversores considerables beneficios a corto plazo. Así, hoy en día muchos de los que buscan alquilar una vivienda, especialmente los más jóvenes, requieren inmuebles sostenibles. Esto contribuye a incrementar a su vez la demanda de viviendas de este tipo, impulsando así las oportunidades de rentabilidad, lo que resulta ser una ventaja competitiva.

El aumento de la profesionalización y de la transparencia son la base para abordar los modelos de riesgo y de evaluación futuros, en los cuales la sostenibilidad desempeñará un papel fundamental. A pesar de todos los retos a los que se enfrenta, la cartera inmobiliaria con neutralidad climática establecerá nuevas normas y se convertirá en la nueva normalidad.

Contacte con Asset Management

Infórmese de atractivas oportunidades para invertir. Queremos ayudarle a alcanzar sus objetivos de inversión.

Este material constituye material de marketing de Credit Suisse Group AG y/o sus afiliados (en lo sucesivo, “CS”). Este material no constituye ni forma parte de una oferta o invitación para emitir o vender, ni una solicitud de una oferta para suscribir o comprar valores u otros instrumentos financieros ni para celebrar ninguna otra operación financiera, ni tampoco constituye un incentivo o incitación a participar en ningún producto, oferta o inversión. Este material no constituye análisis de inversiones ni asesoramiento de inversión y no puede usarse como tal. No está adaptado a las circunstancias individuales de usted y no constituye una recomendación personal. La información puede cambiar después de la fecha de publicación de este material sin previo aviso y CS no tiene obligación de actualizar la información. Este material puede contener información protegida por una licencia y/o en virtud de los derechos de propiedad intelectual de los licenciatarios y titulares de los derechos de propiedad. Nada de lo que figura en este material puede interpretarse como una imposición de ninguna obligación sobre los licenciatarios o los titulares de los derechos de propiedad. La copia no autorizada de la información de los licenciatarios o de los titulares de los derechos de propiedad está estrictamente prohibida. Este material no puede reenviarse ni distribuirse a ninguna otra persona y no puede reproducirse. Cualquier reenvío, distribución o reproducción carece de autorización y puede resultar en la violación de la versión vigente actualmente de la Ley de Valores de EE. UU. de 1993 (la “Ley de Valores”). Los valores aquí mencionados no se han registrado, ni se registrarán, en virtud de la Ley de Valores o las leyes de valores de cualquier estado de Estados Unidos y, salvo ciertas excepciones, los valores no pueden ofrecerse, pignorarse, venderse o transferirse de otro modo dentro de Estados Unidos o para beneficio o por cuenta de personas estadounidenses. Las únicas condiciones legalmente vinculantes de los productos de inversión descritos en este material, incluidas consideraciones sobre riesgos, objetivos, gastos y comisiones, se exponen en el folleto, el memorando de oferta, los documentos de suscripción, el contrato del fondo y/o en cualquier otro documento que rija el fondo. Se recomienda a los futuros inversores evaluar de forma detenida e independiente (con sus asesores fiscales, jurídicos y financieros) los riesgos específicos descritos en dichos materiales y las consecuencias jurídicas, regulatorias, crediticias, fiscales y contables aplicables antes de tomar una decisión de inversión.

© UBS 2021. Todos los derechos reservados.